Un recien estudio revela que los triatletas profesionales están sufriendo problemas físicos, mentales y financieros a causa del Covid-19

Strava junto con la universidad de Stanford han realizado este estudio a 131 triatletas

Un estudio conjunto entre Strava y la Universidad de Stanford ha analizado cómo la pandemia ha alterado todos los elementos de la vida diaria de los atletas profesionales y cómo estos cambios han afectado la salud física y mental. Los resultados del estudio demuestran cuán disruptiva ha sido la pandemia en la comunidad atlética, en especial en el triatlón, causando problemas de salud mental y estrés financiero. Sin embargo, no todo es negativo, ya que parece que algunos de estos atletas profesionales han podido esforzarse para entrenar más y más duro que antes de la pandemia.

Salud mental durante COVID-19

1 de cada 5 atletas informó tener dificultades para hacer ejercicio relacionadas con la salud mental, la motivación y el COVID-19

Antes de las restricciones de COVID-19, el 3,9% de los atletas informaron sentirse deprimidos más de la mitad de los días de una semana en comparación con el 22,5% durante las restricciones de COVID-19, un aumento de 5,8 veces

Antes de las restricciones de COVID-19, el 4,7% de los atletas informaron sentirse nerviosos / ansiosos más de la mitad de los días de una semana en comparación con el 27,9% durante las restricciones de COVID-19, un aumento de 5,9 veces

El número de atletas que informaron poco interés en hacer cosas más de la mitad de los días de una semana también aumentó del 2,4% al 17%.

Preocupaciones financieras

Con la mayoría de los eventos deportivos cancelados o reprogramados este año, al 71 por ciento de los atletas encuestados les preocupaba recibir una compensación financiera por sus actividades deportivas durante las restricciones de COVID-19. Sus preocupaciones estaban justificadas, ya que el 47% vio una reducción en las oportunidades de patrocinio remunerado.

Cambios en el comportamiento de entrenamiento

Los atletas profesionales están acostumbrados a entrenar juntos: el 91,2 por ciento de los atletas informaron haber entrenado con un compañero al menos un día a la semana antes de las restricciones. Como era de esperar, este año ese número cayó al 68,9 por ciento y solo el 11,6 por ciento pudo entrenar con un equipo (frente al 39,7 por ciento).

Sin embargo, es importante que estos atletas se tomaran en serio el aislamiento social, ya que el 12 por ciento de los encuestados reportaron síntomas similares al COVID-19 y el 8 por ciento de los atletas se saltaron al menos una sesión de entrenamiento por preocupación o sospecha de síntomas de COVID-19.

No todo negativo

Algunos atletas también pudieron encontrar el lado positivo en su nueva normalidad y esforzarse por alcanzar nuevos niveles de condición física. El 31 por ciento de estos atletas profesionales informó haber aumentado la duración de las sesiones de entrenamiento durante el período de tiempo de la encuesta, y el 17 por ciento informó haber aumentado la intensidad.

Los propios datos de Strava coincidieron con la información de la encuesta autoinformada de los atletas. Según los datos de actividad de Strava, los atletas profesionales se ejercitaron un promedio de 92 minutos por día antes de las restricciones de COVID-19 y 103 minutos por día durante las restricciones de COVID-19.

Uno de los hallazgos más esperanzadores del estudio fue que casi la mitad (47 por ciento) de los atletas profesionales informaron que se sentían más en forma durante las restricciones de COVID-19 que antes. Aunque enfrentan muchos contratiempos en otras partes de sus vidas, estos atletas pudieron perseverar e incluso prosperar en una situación poco probable.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *