Comunicado y Crowfunding para la lesión de Anna Noguera

Dejamos el link al crowfunding que ha creado Anna para que podáis aportar vuestro granito de arena si tenéis la posibilidad: https://gofund.me/72820c23

Soy Anna Noguera, 28, y hasta ahora era deportista profesional en triatlón= Conóceme en Instagram o en mi Página web .

55363952_1616949295290271_r.jpeg

Con un bronce Mundial  y varios podios a nivel internacional me encontraba en el mejor punto de mi carrera deportiva, y de repente vino el COVID-19.
Los deportistas profesionales tuvimos que reinventarnos y adaptar nuestros entrenamientos a las restricciones, con muchos cambios y sacrificios.
Fue en casa, entrenando durante la pandemia que empecé a tener molestias y luego dolores en la cadera izquierda. Durante meses movimos cielo y tierra para encontrar qué me pasaba, pero los dolores aumentaban y se convirtieron en un impedimento para vivir con normalidad.

Nos pusimos en manos del prestigioso Dr. Ribas, jefe de la unidad de cadera del Hospital Quirón Dexeus, quien me diagnosticó una rotura y desinserción del labrum, la almohadilla de fibrocartílago articular que protege la articulación de la cadera.
Inmediatamente, el Dr. Ribas me propuso que su equipo de médicos me interviniese para repararlo.
De esta manera, el Dr. Carlomagno Cárdenas, especialista en esta patología, me operó el 21 de Diciembre de 2021. El equipo de médicos me explicó que tenía un daño importante pero la operación había ido bien. Tenía por delante un mes para volver a andar, tres para volver a entrenar y otros seis para finalizar la recuperación.

Todo iba según lo previsto los primeros días de rehabilitación, con sus dolores, sus bajones… Lo esperado, pero también con la esperanza y las ganas de recuperarme al máximo.

55363952_1617035771446703_r.jpeg

Vimos la luz al final del túnel, pero lamentablemente fue por poco tiempo.

Empezaron unas leves molestias en la otra cadera. Eran idénticas a las que tenía en la cadera izquierda antes de operarla. No me lo podía creer.
Hicimos un TAC y una RMN. El diagnóstico del Dr. Cárdenas fue claro: la cadera derecha tenía la misma lesión que la izquierda pero además de eso, esta vez no me iba a valer con la reparación del labrum. Según indicaba el doctor, requeriría también una osteotomía peri acetabular para corregir mi displasia de cadera congénita, y así evitar que se repitiese la lesión más adelante.

Sinceramente, se me cayó el mundo encima. Llevaba tres meses de recuperación, con su esfuerzo económico, psicológico, físico… y de toda mi gente.
He pasado muchas horas llorando y hablando con mi equipo y toda la gente a la que más quiero.

Lo tenemos que hacer, y lo haremos el próximo mes de Junio. Sé que necesito esa operación no tan sólo para volver al deporte profesional, sino para volver a vivir sin dolor y recuperar mi vida.
¿El problema? El presupuesto aproximado de la operación y la rehabilitación es de 28.000 euros, y esta vez no cuento con ese dinero en mis ahorros para hacerme cargo de la intervención.
Le he dado muchas vueltas, y realmente esta vez necesito vuestra ayuda para superar este reto, por eso hemos creado un crowfunding para recoger fondos.

Como siempre lo he hecho lucharé para salir adelante. Este si que va a ser un IRONMAN largo y duro, pero ya sabéis que pasito a pasito con constancia y sacrificio las cosas se consiguen. Gracias a tod@s y a vuestro apoyo, pronto nos veremos en el arco de salida. ¡Vamos!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *