7 Beneficios de correr por la montaña

No solo en esta época de post-confinamiento solemos correr por los mismos sitios y los mismos paisajes sin aprovechar las ventajas del correr por la montaña


Sobretodo en triatlón se cae en el error de pensar que cómo nuestras carreras son mayoritariamente llanas, nuestro entrenamiento siempre tienen que ser con estos desniveles. Si bien es cierto que gran parte de ellos, sobretodo en distancia sprint y olímpica, debemos hacer series en pista sin desnivel, o más bien, con desniveles controlados. Pero, lo cierto es que aporta un gran beneficio alternarlo con entrenamientos de trail running por la montaña.


Os dejamos 7 Beneficios de correr por la montaña o Trail Running:

1. Mejora la resistencia

Mientras que en pistas, o en zonas planas la pendiente es constante y podemos llevar un ritmo cómodo, en la montaña eso es imposible, ya que el terreno es muy variado. Como consecuencia de estos cambios, sin querer las pulsaciones se nos disparan en subidas, y nos obliga a correr rápido en las bajadas. Esto provoca que no sea tan monótono como puede ser correr en llano.

2. Aumenta la fuerza de tu tren inferior

El trail hará que las piernas tengan que trabajar con diferentes acciones: ya sea en subidas constantes, o tener que saltar piedras, o acelerar a causa de una bajada, o bien, correr por ondulaciones del terreno. Estas variaciones hará que algunos músculos trabajen de forma excentrica en determinadas acciones, y en otras de forma concéntrica. Al final, este constante cambio de la forma de trabajar del músculo nos aportará grandes beneficios al cuerpo.

3. Prevención de lesiones

Al correr por la montaña el terreno es más blando, y esto nos permite evitar las típicas lesiones de pretemporada o de sobrecarga de tendones. Al estar un tiempo sin correr, siempre es mucho más agradable correr por zonas de no asfalto.

También al trabajar el músculo de forma excentrica permite ganar mucha fuerza específica, y así ayudar a evitar lesiones.

4. Ser más rápidos

Trabajar otros músculos, o los mismos de forma diferente, además de la explosividad que requiere correr por la montaña, nos permitirá ser más resistentes en terrenos planos, y tener un punto extra de fuerza en los sprints. Hay que tener en cuenta, que se debe combinar con sesiones en llano, o en pista, ya que los ritmos de montaña suelen ser lentos en muchas fases.

5. Mejorar el equilibrio

Al mismo tiempo que mejoramos la prevención de lesiones, correr por encima de piedras, en diferentes pendientes o zonas resbaladizas, hará que mejoremos nuestra propiocepción. El gran beneficio que aportará esto será un aspecto clave para mantener un buen rendimiento, y evitar tener que hacer más fuerza por mala postura al correr.

6. Mejorar la técnica de carrera

Correr por pendientes, sobretodo de subida, nos obligará a hacer zancadas más pequeñas y controladas, por lo que evitaremos clavar el talón al pisar, como también, nos obligará a levantar más la rodilla al querer lanzar la zancada. La cadencia de la zancada es importante para evitar lesiones en la rodilla.

7. Desconexión y relajación

Correr por la montaña tiene algo especial, por debajo de los arboles, entre pequeños senderos, la sensación de encontrar un camino nuevo…es algo único, y que hará que disfrutes más tus entrenamientos de running.


Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *